Hobbes – El Leviatan

El miedo y yo nacimos juntos.


Thomas Hobbes

Hobbes vive en periodos de guerra civil. El Leviatán se divide en dos partes ¿Qué es el hombre? y la segunda ¿Qué es el estado?

Los contractualitas: Construir un estado a partir de  la naturaleza del hombre. Hobbes es anti aristotélico. El hombre es naturalmente un ser de deseos ilimitados. Siempre quiere más. En un estado de naturaleza no hay leyes que nos cuarten, donde todos queremos todo, todos somos iguales por naturaleza, que es un concepto adoptado desde el cristianismo. Todos por igual tenemos deseos ilimitados,podemos tomar de la naturaleza lo que deseamos para nuestra satisfacción. Aquí no hay racionalidad, prima el deseo y es ilimitado. Todos por igual tenemos una ley natural que nos manda preservar nuestra propia vida. Nos obliga a perseverar en el ser. Esta presente el miedo a la muerte, clave en el sistema hegeliano y aquí en Hobbes también. Estas dos condiciones posibilitan la formación del estado.

Así la vida no sería posible, seria la guerra de todos contra todos. Por lo tanto se debe pactar a través de un contrato para salir de esa guerra de todos contra todos. Se cede a cambio de algo. Necesitamos seguridad, que alguien garantice la vida y cedo ese deseo ilimitado., cedo lo que me define según Hobbes. Por miedo cedo quien soy. La construcción del miedo hace posible el contrato. En teoría en Hobbes se  beneficia a los más débiles, a los que solo les queda la vida. Los poderosos solo aceptaran el pacto por la fuerza.

La sumatoria de deseos ilimitados da como resultado al Leviatán, es decir a El Estado. El Leviatán es un monstruo marino y es una metáfora bíblica. El estado hobbeseano tendrá un solo soberano ( a lo sumo tres) quien no se desprende de su deseo ilimitado. El resto queda en estado de naturaleza, todos iguales, ya no por naturaleza sino por el pacto. El estado garantiza que a nadie le falte nada.Debe repartir en cantidades iguales a todos. Se nadie se queja de la porción recibida el reparto ha sido justo. La garantía de la igualdad es que nadie se queje de ese reparto. Si el soberano es más de uno, los soberanos están en estado de naturaleza y podrían caer en la guerra de todos contra todos dentro del poder. El soberano no hace nada ilegal porque el soberano es la ley,cualquier cosa que haga es justa. El peor de los tiranos es peor que volver al stado de naturaleza. El soberano gobierna en nombre del pueblo, quien lo elige. El pueblo delega su poder al soberano y ese poder es ilimitado.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.