Archivo de la categoría: Roma

Trajano: el origen de un emperador hispano

Marco Ulpio Trajano nació el 18 de septiembre del año 53 en el seno de una familia de ascendencia indígena, en la antigua ciudad romana de Itálica, en Hispania

Fuente: National Geographic España https://www.nationalgeographic.com.es/historia/actualidad/trajano-nacio-en-italica-hace-1960-anos_7619

Emperador Trajano

Marco Ulpio Trajano fue el primer emperador de origen provincial y, según Dión Casio y Herodiano, era un alloethnés y un externus: un hombre de otra raza y un extranjero. Trajano nació el 18 de septiembre del año 53 -aunque la fecha podría no ser exacta- en una antigua ciudad romana situada en la Bética, la provincia romana que comprendía la mayor parte del territorio de la actual Andalucía.

La familia de Trajano era de ascendencia indígena, parece ser que era natural de la región de Turdetania, posteriormente denominada Bética, cuando fue conquistada por Roma. Se cree que el linaje turdetano de los Trahii, o Traii, se integró en Itálicapoco después de la fundación de la ciudad por los romanos en 205 a.C. La antigua Itálica corresponde al actual término municipal de Santiponce, en la provincia deSevilla, donde probablemente también nació Adriano. Trajano estaba emparentado, además, con los Ulpios, un linaje italiota que residía en Itálica en 143 a.C. Tal vez gracias al enlace con los Ulpios y a la fortuna heredada, el padre de Trajano se trasladó a Roma poco después del nacimiento de su hijo, donde no tardó en ser nombrado senador.

Modesto pero autoritario

En el año 96 d.C., el reinado de Domiciano, tachado de cruel y despiadado, había terminado con una serie de conspiraciones, persecuciones y asesinatos, incluido el del propio emperador, el 18 de septiembre de ese mismo año. El Senado, principal víctima de aquel gobierno, llevó al trono al anciano Nerva, quien antes de su muerte, acaecida en enero de 98, adoptó a Trajano y y le concedió el título de emperador. Éste ascendió al trono imperial gracias a sus méritos personales, demostrados en la defensa de la frontera germana.

Trajano, que tenía alma de soldado, fue un emperador modesto pero autoritario, no aceptó que se erigieran grandes estatuas en su honor, pero por otro lado, tras su victoria en la campaña de Dacia, trajo a Roma miles de kilos de oro y plata, con lo que pudo financiar la construcción de su colosal foro en la capital. Tras la ocupación del reino nabateo dio al Imperio romano la mayor extensión jamás alcanzada.

Anuncios

Beard Mary. El Triunfo Romano, una historia de Roma a través de sus victorias

Winifred Mary Beard (Much Wenlock, Shropshire (Reino Unido), 1 de enero de 1955​) es una académica inglesa especializada en estudios clásicos. Es catedrática en la Universidad de Cambridge, fellow del Newnham College y profesora de literatura antigua de la Royal Academy of Arts. Destacan sus trabajos de divulgación histórica.​ Es editora de clásicos de The Times Literary Supplement y autora del blog A Don’s Life (La vida de un Don / el término «Don» en la cultura de Oxbridge es equivalente de catedrático/)​ publicado en The Times como una columna regular. Por sus frecuentes apariciones en los medios y sus declaraciones públicas, a veces polémicas ha sido descrita como la clasicista más conocida de Gran Bretaña.

Descargar:

EL TRIUNFO ROMANO, UNA HISTORIA DE ROMA A TRAVÉS DE SUS VICTORIAS

De 1979 a 1983 Beard dio clases de clásicas en el King’s College de Londres. Volvió a Cambridge en 1984 como miembro del Newnham College siendo en esa época la única mujer conferenciante en la facultad de Clásicos.​ Rome in the Late Republic (Roma en la República tardía), que co-escribió con el antiguo historiador de Cambridge Michael Crawford fue publicado ese mismo año.

Beard se convirtió en editora de clásicos de The Times Literary Supplement en 1992.​ En 1994 hizo una aparición en televisión en un debate sobre los Open Media para la BBC, Weird Thoughts (‘Pensamientos extraños’),​ junto a Jenny Randles y James Randi.

Poco después del ataque del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center, Beard fue una de los autores invitados a contribuir con artículos sobre el tema en la London Review of Books. Opinó que muchas personas, una vez que el shock se había desvanecido, pensaban que los Estados Unidos se lo merecían, y que los abusones del mundo, incluso si su corazón estaba en el lugar correcto, acabarían pagando el precio»​ (el llamado «argumento «Roosting Chickens»). En una entrevista en noviembre de 2007, declaró que la hostilidad que esos comentarios provocaron aún no había amainado, aunque ella creía que se había convertido en un punto de vista habitual asociar el terrorismo con la política exterior de los Estados Unidos.5​

En 2004, Beard se convirtió en profesora de Clásicas en Cambridge.2​7​ También fue elegida profesora visitante Sather de literatura clásica en 2008-2009 en la Universidad de California, Berkeley, donde pronunció una serie de conferencias sobre «Roman Laughter» (‘Risa romana’). En 2009 recibió el Premio de Historia Wolfson.

En diciembre de 2010, en la BBC Two, Beard presentó el documental histórico gráfico, Pompeii: Life and Death in a Roman Town [Pompeya: vida y muerte en una ciudad romana], presentando los restos de la ciudad a partir de pruebas forenses, con el objetivo de mostrar una instantánea de la vida de los residentes antes de la erupción del Vesubio.14​ En 2011 tomó parte en una serie de televisión, Jamie’s Dream School en Channel 4, y en 2012 escribió y presentó para la BBC Two la serie de televisión en tres partes, Meet the Romans with Mary Beard, (Conocer los romanos con Mary Beard), que relata cómo vivía la gente común en Roma, la «primera metrópoli global del mundo». Beard es una colaboradora habitual de la serie de la BBC Radio 4, A Point of View, (Un punto de vista), con la entrega de ensayos sobre una amplia gama de temas, incluyendo Miss World y la entrevista Oxbridge.​

Beard recibió considerables ciberacosos después de que apareciese en enero de 2013 en el programa de la BBC Question Time desde Lincolnshire, y se expresase positivamente sobre los trabajadores inmigrantes que vivían en el condado.17​18​ Beard citó los comentarios abusivos que había recibido en su blog como un resultado de esas opiniones,​ y reafirmó su derecho a expresar opiniones impopulares y presentarse en público en una manera auténtica.​ El 4 de agosto de 2013, recibió una amenaza de bomba en Twitter, horas después los directores en el Reino Unido de la red social condenaron que las mujeres hubiesen experimentado abusos en su servicio. Beard dijo que no creía que estuviera en peligro físico, pero lo consideraba acoso y quería «asegurarse» de que este asunto hubiese sido conocido por la policía.

En abril de 2013, fue nombrada profesora de literatura antigua de la Royal Academy of Arts. Su La herencia viva de los clásicos: Tradiciones, aventuras e innovaciones, de ese año, es una revisión documentada de cómo se utiliza y se cuestiona la tradición clásica; el libro está constituido por capítulos-reseñas basados en lecturas de estudios recién publicados.

En agosto de 2014 Beard fue uno de los 200 personajes públicos firmantes de una carta a The Guardian que se oponían a la independencia de Escocia en el período previo al referéndum convocado para septiembre.

En diciembre de 2015 fue de nuevo uno de los miembros del jurado de la BBC Question Time desde Bath.​ En marzo de 2016 Beard presentó el programa de la BBC Pompeii: New Secrets Revealed with Mary Beard [Pompeya: nuevos secretos revelados con María Beard].

Aproximación académica

Según Clifford Ando, otro experto en estudios clásicos de la Universidad de Chicago, Beard se caracteriza por dos aspectos de su acercamiento a las fuentes: ella insiste en que las fuentes antiguas deben entenderse como documentación de las actitudes, el contexto y las creencias de sus autores, no como fuentes fiables de los eventos que

Las naumaquias en la antigua Roma

Fuente:

https://latrovaweb.com/2019/04/11/las-naumaquias-en-roma/

Introducción

En la antigua Roma, los espectáculos de masas eran gratuitos, ya que representaban para el ciudadano un derecho, no un lujo que solo algunos pudieran pagarse. Ordenados de mayor a menor frecuencia de celebración, grosso modo existían seis tipos de espectáculos romanos: las carreras de carros, los juegos de circo, los combates de gladiadores, la cacería de animales exóticos, los dramas mitológicos, y las naumaquias. En su conjunto, eran eventos que atraían a miles de personas de todas las clases sociales y servían no solo para entretener y distraer al pueblo de los problemas que les afectaban, sino para demostrar la fuerza y esplendor de la civilización romana frente a los bárbaros extranjeros. Asimismo, se utilizaban para desplegar las virtudes viriles más admiradas por los romanos: la admiración, la gloria, el coraje, la resistencia, la valentía…

Vista desde el aire del Coliseo romano
Vista desde el aire del Coliseo romano (National Geographic)

¿Qué eran las naumaquias?

Las naumaquias (en latín, naumachiae) fueron el espectáculo más complejo y sangrientoque se llevó a cabo en la antigua Roma. Consistían en la representación teatral de unagran batalla naval que había tenido lugar realmente en el pasado, con un grado de realismo tal que los participantes (los llamados naumachiarii) se vestían con los uniformes de los dos pueblos enfrentados para matarse entre ellos.

Puesto que se trataba de verdaderos combates donde la violencia, las mutilaciones, la sangre y los ahogamientos eran una constante, los combatientes eran prisioneros de guerra y condenados a muerte. Lo más común en estas celebraciones era que ninguno de los participantes, que podían ser cientos o miles de hombres, saliera con vida. Normalmente, estas luchas se basaban en gran medida en la historia de Grecia. Así, a lo largo de los más de dos siglos que duraron, se representaron episodios como la victoria de los atenienses sobre los persas en la batalla de Salamina (480 a.C.), o el triunfo de Córcira sobre su metrópolis, Corinto (635 a.C.). Para ser fiel al relato histórico, la naumaquia debía seguir el mismo desarrollo que había tenido la batalla real, de modo que se construía escenografía, se usaban los remos para mover las naves, se utilizaban juegos de artillería…

La celebración de una naumaquia requería una gran planificación, además de una infraestructura gigantesca y enormemente cara, lo que explica que solo conozcamos una decena a lo largo de la Historia de la antigua Roma. Por tanto, para que pudieran realizarse había que cumplir una serie de condicionantes previos: tener un gran botín para gastar, asiduamente gracias a algún importante triunfo militar; construir los barcosque participarían, por lo general de tamaño algo inferior al de las naves reales; contar con un número suficiente de prisioneros y condenados; y disponer de un lugar apropiadodonde llevarla a cabo.

La naumaquia de Ulpiano Checa
La naumaquia de Ulpiano Checa (1894)

Respecto a este último punto cabe decir que muy rara vez se utilizaba el mar o un lago natural. De hecho, la única conocida que tuvo lugar en el mar fue la que celebró el hijo menor de PompeyoSexto, en el estrecho de Mesina en el año 40 a.C. Lo más habitual fue realizarlas en estanques de las villas de recreo romanas excavadas a propósito y rodeados de gradas para los espectadores, en lagos artificiales creados ex professo, o en anfiteatros que se inundaban para la ocasión.

Las naumaquias más famosas

En el año 46 a.C., para celebrar su victoria sobre los seguidores de Pompeyo en la Segunda Guerra Civil de la República Romana (49 – 45 a.C.), Julio César volvió a Roma y organizó una serie de diversas y fastuosas celebraciones. Aunque a lo largo de más de un mes hubo carreras de caballos, música y teatro, batallas de soldados, luchas de fieras y demás espectáculos, el momento culminante se produjo con la primera naumaquia de la Historia. Celebrada en un enorme estanque construido en el Campo de Marte y llenado con las aguas del río Tíber, la naumaquia de Julio César enfrentó a dos flotas formadas por birremes, trirremes y cuatrirremes, con 4000 remeros y 2000 tripulantes a bordo.

Estatua de bronce de Julio César en Italia, el creador de la primera de las naumaquias
Estatua de bronce de Julio César en Italia

Varias décadas después, en el año 2 a.C., el emperador Augusto (27 a.C. – 14 d.C.) organizó la más conocida de las naumaquias, descrita detalladamente en su documento autobiográfico, Res Gestae Divi Augusti. Tuvo lugar en un gigantesco lago artificial hecho construir por el emperador, del cual no se conservan restos de su estructura ni sabemos su ubicación exacta, salvo que estaba en la orilla izquierda del río Tíber. Si nos fiamos de los datos proporcionados por Augusto, este recinto medía 533×355 metros y tenía una profundidad de 1.5 metros, por lo que en total habría albergado más de 200.000 metros cúbicos de agua. Lo más probable es que el motivo de celebración de esta naumaquia se debiera a la inauguración del templo al dios Marte vengador, la cual se produjo en el año 2 a.C. Gracias a las fuentes sabemos que participaron treinta naves, entre las que estaban incluidas las birremes y las trirremes, y más de 3000 hombres sin contar a los remeros. Asimismo, como temática Augusto eligió representar la batalla naval que había enfrentado a persas y atenienses en el año 480 a.C., la batalla de Salamina.

Si bien la de Augusto fue la más famosa, la naumaquia celebrada por el emperador Claudio (41 – 54) en el año 52 fue la mayor. Celebrada en el lago Fucino para conmemorar la inauguración de los drenajes de agua para su desecación, el espectáculo recreó el enfrentamiento entre las flotas de los sicilianos y los rodios, cada una de las cuales tenía doce trirremes y un total de 19.000 combatientes, según Tácito. Antes del combate, todos los condenados saludaron al emperador con una frase que pasaría a la Historia: Ave Caesar, morituri te salutant (Ave César, los que van a morir te saludan). Al contrario de lo que se suele pensar, cabe destacar a modo de curiosidad que esta naumaquia es el único momento de la historia romana en el que se ha confirmado el empleo de esta fórmula. Además, el espectáculo dio comienzo cuando un tritón de plataemergió del centro del lago mediante un ingenio mecánico e hizo sonar la trompeta.

Recreación de la naumaquia de Augusto, por Jean Claude Golvin (Academia Play)
Recreación de la naumaquia de Augusto, por Jean Claude Golvin (Academia Play)

En otro orden de cosas, el primer ejemplo de naumaquias en anfiteatros, realizadas gracias a un amplio y complejo sistema de canales, colectores y compuertas, se encuentra durante el gobierno del emperador Nerón (54 – 68 d.C.). En el año 57 organizó uno de estos espectáculos en un anfiteatro de piedra y madera que había hecho construir en el Campo de Marte, y unos años después, en el 64, poco tiempo antes de quemarse en el gran incendio de Roma, organizó otra.

En el año 80, el emperador Tito (79 – 81) inauguró el monumento más famoso de la antigua Roma, el anfiteatro Flavio, más conocido actualmente como el Coliseo. Para conmemorarlo, se celebraron dos naumaquias: una en el lago artificial creado por Augusto, y otra en el propio Coliseo, que aun no contaba con las enormes estructuras de piedra debajo de la arena que construiría el emperador Domiciano (81 – 96) posteriormente, y que hicieron imposible la celebración de más naumaquias. Según estimaciones modernas, los más de 4200 metros cúbicos de capacidad del Coliseo se podrían llenar en poco más de una hora, gracias al gran número de canales y compuertas que hacían caer el agua dentro de la arena. Asimismo, el vaciado se realizaría de forma no menos rápida, a través de dieciocho colectores distribuidos en la arena.

Recreación del Coliseo romano en su máximo esplendor, por Jean Claude Golvin (Academia Play)
Recreación del Coliseo romano en su máximo esplendor, por Jean Claude Golvin (Academia Play)

El final de las naumaquias

Con el paso del tiempo, las naumaquias se hicieron cada vez más infrecuentes, debido a sus desorbitados gastos. No obstante, sabemos que el emperador Trajano (98-117) llevó a cabo una en un estanque próximo a la colina del Vaticano en el año 109, en el contexto de sus cien días de celebraciones por sus victorias sobre los dacios. La última referencia a estas celebraciones la hallamos en el año 248, cuando el emperador Filipo el Árabe (244-249) festejó el milenario de la fundación de Roma con una naumaquia ubicada donde estuvo más de doscientos años antes el lago artificial de Augusto. Ya sea por su rareza, por su crudeza o por todas las leyendas que se generaron en torno a ellas, las naumaquias han pasado a la Historia como uno de los mayores espectáculos de masascelebrados en la Antigüedad.

Bibliografía

AUGUET, R. (1972): Crueldad y civilización: los juegos romanos. Ed. Aymá, Barcelona.

BAKER, S. (2007): Roma, auge y caída de un imperio. Ed. Ariel, Barcelona.

MUÑOZ SANTOS, M.E.: “Naumaquias en Roma”, en Historia National Geographic, nº 151, 2016, pp. 58-67.

ROLDÁN HERVÁS, J.M.: “Naumaquias, el mayor espectáculo de Roma”, en La aventura de la Historia, nº 40, 2002, pp. 64-67.

Adriano

Segun la Historia Augusta, el emperador Adriano compuso su propio poema funerario antes de morir.

Pequeña alma, blanda, errante
Huésped y amiga del cuerpo
¿Donde morarás ahora pálida, rígida, desnuda,
incapaz de jugar como antes?

Publio Elio Adriano​ (Itálica o Roma,​ 24 de enero de 76-Bayas, 10 de julio de 138), conocido oficialmente durante su reinado como Imperator Caesar Divi Traiani filius Traianus Hadrianus Augustus, y Divus Hadrianus tras su deificación, comúnmente conocido como Adriano, fue emperador del Imperio romano (117-138). Miembro de la Dinastía Ulpio-Aelia​ y tercero de los «cinco emperadores buenos»,​ así como segundo de los emperadores hispanos, durante su reinado el Imperio alcanzó la mayor extensión territorial de su historia (125).​ Adriano destacó por su afición a la filosofía estoica y epicúrea.

Nació probablemente en Itálica, en el actual término municipal de Santiponce (Sevilla, España),​ en el seno de una familia acomodada oriunda del Piceno (Italia) y establecida a fines del siglo III a. C. en dicha ciudad de la Hispania Baetica.​ Era sobrino segundo por línea materna de Trajano,​ quien, aunque nunca le nombró públicamente su heredero, le dio varias muestras de preferencia durante su reinado, y de acuerdo con lo manifestado por su esposa Pompeya Plotina, lo declaró como tal momentos antes de morir.

Aunque es posible que debiera el trono sobre todo al favor de Plotina, su condición de posible sucesor ya fue siendo marcada por el propio Trajano durante su reinado. Así, en el periodo comprendido entre los años 100 y 108 le concedió la mano de Vibia Sabina, le nombró quaestor Imperatoris y comes Augusti, le regaló el diamante de Nerva como «esperanza de sucesión» y le recomendó como consul suffectus, amén de otros honores y distinciones.​ A pesar de estas preferencias, y de que era el único descendiente masculino de Trajano, el apoyo de Plotina y de Lucio Licinio Sura (m. en 108) fueron determinantes en su ascenso al trono.

Sus relaciones con el Senado no fueron buenas; quizá tuviera algo que ver con ello el que Adriano, a diferencia de muchos emperadores anteriores, no deseara desempeñar el consulado ordinario más que dos veces, ambas consecutivas y al comienzo de su reinado: la primera, en el primer semestre de 118, teniendo como collega a su sobrino, el barcinonense Cneo Pedanio Fusco Salinator. La segunda, en el primer cuatrimestre de 119, acompañado de Publio Dasumio Rústico, otro posible pariente esta vez de los Dasumii italicenses.​ Asimismo, las reformas administrativas llevadas a cabo durante su reinado suscitaron la oposición de los senadores; el emperador modernizó el sistema administrativo estatal ascendiendo a expertos y tecnócratas, lo que supuso que muchas secciones de la administración quedaran en manos de estos funcionarios. A causa de ello la élite senatorial y aristocrática vio mermada su influencia.

Theodor Mommsen – Historia de Roma

En cuatro tomos

Theodor Mommsen nació en Garding (una pequeña localidad que por entonces pertenecía a la Corona de Dinamarca). Su padre, pastor protestante, lo introdujo en la cultura y lenguas clásicas, formación que consolidaría en el Instituto de Altona (1834-1838). La vocación y la carrera de Mommsen se orientaron decisivamente al ingresar en la Universidad de Kiel para seguir la carrera jurídica en 1838, donde se doctora en Derecho (1843), Con la financiación de la Academia de Berlín consiguió poner en marcha (1854) un gigantesco proyecto para editar todas las inscripciones latinas del Imperio romano (Corpus Inscriptionum Latinarum)

Historia de Roma Libros I y II – Desde la fundación de Roma hasta la reunión de los estados italicos

Historia de Roma Libro III Desde la reunión de Italia hasta la sumision de Cartago y de Gracia

Historia de Roma Libro IV La Revolución

Historia de Roma Libro V Fundacion de la monarquía militar

apiano – Historia de roma – guerras civiles –

En tres volúmenes en PDF

Apiano (griego Αππιανός; Alejandría, Egipto, c. 95-c. 165) fue un historiador romano de origen griego autor de la Historia Romana, relato escrito en griego de la historia de la ciudad desde su fundación hasta la muerte de Trajano.

Natural de Alejandría, ocupó altos puestos como funcionario en Egipto durante el reinado de Antonino Pío a mediados del siglo II d. C., por lo que tuvo acceso a documentación imperial. Desempeñó diversos cargos administrativos en Alejandría, luego ejerció como abogado y terminó su carrera como procurador del emperador Antonino Pío.

Escribió una larga historia de Roma, en 24 libros, que abarca desde su fundación hasta la muerte de Trajano. En ellos, escribió la historia de Iberia​ con un carácter etnográfico,​ y también relató las guerras celtíberas y la conquista de Numancia.

Su fuente principal fue Polibio –lo cual permite conocer muchas partes actualmente perdidas de este–, aunque también tomó datos de Salustio, Paulo Clodio, Posidonio, Livio, Celio Antipatro, Jerónimo de Cardia, Julio César, Augusto, Asinio Polión, Plutarco, Diodoro Sículo y otros autores.